Un huarache que sabe a éxito

April 1, 2012  — Hay que creerle a Verónica si dice que su ensalada favorita era la que su mamá Doña Luz hacía en su casa de la Ciudad de México “cuando no había mucho”. Jitomate, lechuga, aguacate, pepitas tostadas y queso fresco, rociados con una suave vinagreta de cilantro y limón: una delicia. Esta es una de las especialidades de El Huarache Loco, un restaurante nuevo de comida chilanga que les gusta -parece- a los de allá y a los de aquí.

“De veras que a veces nos quejamos del racismo, pero yo he tenido mucha ayuda de la gente americana”, dice Verónica Salazar, la propietaria de El Huarache Loco, una multiempresa familiar que incluye ahora a este luminoso y moderno restaurante en Larkspur, condado de Marin. Verónica llegó a Estados Unidos hace dieciocho años. Admite que no soñaba entonces con ser empresaria. Extrañaba mucho, eso sí, los antojitos del D.F. que dejó atrás. “Siempre buscaba comida auténtica, en todas las taquerías. Nadie la tenía. Huaraches, gorditas, no los conseguíamos en ningún lado, sólo burritos y súper tacos. Con el tiempo se me vino a la mente: tenemos que hacer algo. Y empecé a vender comida en la casa, los fines de semana”. Read More.

This entry was posted in Press. Bookmark the permalink. Both comments and trackbacks are currently closed.